Cursos especializados en medicina ortomolecular

Linus Carl Pauling, quien fue químico y Premio Nobel propuso el término “medicina ortomolecular” en 1968.

La medicina ortomolecular, nutrición ortomolecular o terapia de las megavitaminas es una parte de la medicina que se proclama como alternativa y que recomienda el uso de cantidades de biomoléculas (de vitaminas por ejemplo) por encima de los umbrales marcados por la Organización Mundial de la Salud, produciendo hipervitaminosis.

La medicina ortomolecular se define como la disposición de la concentración óptima de las sustancias que están normalmente presentes en el cuerpo, para los propósitos de tratar la enfermedad y de preservar la salud.

Importante

En medicina ortomolecular se considera que las enfermedades son causadas por desequilibrios moleculares que son corregibles mediante la administración de las moléculas nutritivas adecuadas. Estas causas, originan alteraciones bioquímicas, cuya acumulación dan lugar a los síntomas, de los cuales se sigue a la presentación de un estado patológico. Algunas enfermedades clínicas se pueden describir como conjuntos de anomalías bioquímicas por esta ciencia. Esta es la génesis de la nutrición ortomolecular: modificar la concentración de los nutrientes vitales, induciendo una verdadera reestructuración biológica celular.

La medicina ortomolecular o nutrición ortomolecular es una terapia que acentúa el uso de las sustancias naturales encontradas en una dieta sana, tales como vitaminas, minerales dietéticos, enzimas, antioxidantes, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, fibra dietética y ácidos grasos intestinales de cadena corta , para la prevención y el tratamiento de enfermedades.

Tratamientos utilizados en la medicina ortomolecular
La nutrición es lo primero en los diagnósticos y tratamientos de medicina ortomolecular, y los medicamentos se utilizan solamente para indicaciones específicas.

La suplementación con dosis relativamente grandes de vitaminas se da a menudo y la terapia conocida por el nombre de “terapia de megavitaminas” se ha llegado a asociar popularmente con este campo. La terapia de megavitaminas es la administración de cantidades grandes de vitaminas, a menudo muchas veces mayor que la cantidad diaria recomendada. La terapia ortomolecular consiste en administrar sustancias normales al cuerpo, comúnmente por administración oral.

Método Ortomolecular

En medicina ortomolecular se considera que las enfermedades se originan por causas múltiples no específicas, congénitas o adquiridas. Estas causas dan lugar a aberraciones bioquímicas, cuya acumulación da lugar a los síntomas e indicios, de los cuales se sigue la percepción de un estado de enfermedad. Algunas enfermedades clínicamente evidentes se pueden describir como conjuntos difusos de anomalías bioquímicas. Claramente, es ventajoso que los médicos reconozcan y corrijan los pequeños conjuntos de anomalías bioquímicas a los pacientes en una fase temprana, antes de que la extensión de las anomalías dé lugar a enfermedades reconocibles.

En la práctica, el doctor ortomolecular confía en gran medida en las pruebas de laboratorio. Además de las analíticas clínicas estándar, los doctores ortomoleculares emplean una amplia gama de sofisticados análisis de laboratorio, incluyendo análisis de aminoácidos, ácidos orgánicos, vitaminas y minerales, el estado de vitaminas funcionales, hormonas, inmunología, microbiología y función gastrointestinal. Muchas de las pruebas más nuevas no han sido aceptadas por la medicina convencional.

Relación con la medicina convencional

La Sociedad Internacional para la Medicina Ortomolecular tiene entre sus miembros y autores muchos doctores convencionalmente entrenados. Sin embargo, la medicina convencional o alópata, ve la mayoría de las terapias ortomoleculares como escasamente probadas para el uso clínico, tanto por la carencia de estudios oficiales como por los conflictos de los estudios realizados. La medicina ortomolecular demanda una farmacología alimenticia en desarrollo que se solape entre la medicina natural y la medicina convencional.

La relación entre la medicina convencional y los autores ortomoleculares ha sido a veces de antagonistas desde el punto de vista técnico. Otras terapias ortomoleculares están reconocidas y permitidas oficialmente desde hace tiempo en Europa y Japón.