Beneficios de la fitoterapia. Curso de fitoterapia

La fitoterapia es cada vez más conocida y utilizada. Podemos decir que la fitoterapia consiste en el uso de plantas con propiedades curativas con fines medicinales. El uso medicinal de las plantas no es nuevo. Se conoce y se ha puesto en práctica desde siempre. Existen pruebas de que, ya en la época de los neandertales, se usaban plantas con fines curativos, por lo que estamos hablando de cerca de doscientos mil años atrás. Pero, sin duda, la medicina tradicional china es la que mejor ha preservado su uso, manteniendo y creando fórmulas que combinan diferentes plantas para según qué dolencias.

El Ayurveda, la medicina ancestral de la India, también utiliza plantas medicinales con fines curativos. Esta medicina tradicional considera las hierbas medicinales como tónicos que revitalizan el cuerpo, además de nutrirlo y estimular su buen funcionamiento.

Siguiendo el recorrido histórico de la fitoterapia, los aztecas, los egipcios y todos los pueblos antiguos empleaban remedios naturales para curar enfermedades. Alrededor del 400 a.C., Hipócrates clasificó y estudió unas trescientas variedades de plantas para uso médico. Sus conocimientos se trasmitieron desde la Grecia antigua hasta llegar a Paracelso, un médico romano que logró demostrar de manera científica el poder de las plantas.

Por otro lado, los medicamentos que utilizamos en la actualidad provienen de las plantas, aunque sintetizados químicamente. Prueba de ello es que los medicamentos comunes contienen los mismos principios activos que las plantas medicinales. Lo que ocurre es que los laboratorios farmacéuticos desarrollan a partir de ellas fórmulas que luego patentan y comercializan.

Por tanto, la fitoterapia es la forma actual de rescatar las propiedades y beneficios de ciertas hierbas y plantas y usarlas para prevenir, curar y tratar todo tipo de dolencias y enfermedades. Si quieres saber qué es la fitoterapia, sigue leyendo.

QUÉ ES LA FITOTERAPIA
Empezando por el significado de la palabra, fitoterapia proviene del griego y es una palabra que se compone de la raíz phytos, que significa vegetal, y de la raíz therapeia, que significa tratamiento. Es fácil de traducir, terapia con vegetales; es decir, la fitoterapia consiste en usar plantas y vegetales para tratar síntomas y enfermedades.

Debido al creciente uso de la fitoterapia, hoy en día, en algunos países europeos los médicos son los que prescriben remedios naturales. En Alemania e Italia, por ejemplo, los médicos pueden especializarse en fitoterapia durante su formación universitaria. En Estados Unidos, sólo los titulados universitarios están autorizados a prescribir remedios fitoterapéuticos. En España, aunque la fitoterapia es usada tanto por centros hospitalarios como por los propios médicos, aún no está regulado ni reconocido su uso.

Donde más se ha extendido el uso de la fitoterapia es en Estados Unidos. De hecho, es el mayor importador, seguido de Alemania y Japón, de este tipo de productos. En estos países el uso y prescripción de remedios fitoterapéuticos es cada vez mayor. Por otro lado, los mayores exportadores, es decir, los fabricantes son Indonesia, Singapur e India.

En España, debido, por un lado, al desconocimiento por parte de la población y, por otro, al desinterés del sistema sanitario en introducir este tipo de terapia, nos encontramos en un estado bastante precario. Aún nos queda aún un largo camino por recorrer hasta que la fitoterapia y las terapias naturales sean reconocidas y reguladas. Hasta entonces, su uso se verá limitado e incluso negado.

Si queremos tratarnos con fitoterapia podemos tomar dos caminos: bien tenemos que acudir a un profesional de la medicina alternativa bien comprar por nuestra cuenta el remedio en un herbolario o centro de salud natural.

Hay que decir que el uso de la fitoterapia es totalmente seguro. En este sentido, existen organizaciones como la GAP (Good Agriculture Practice) y la GMP (Good Manufacturing Practice) que se encargan del control de calidad y vigilancia de los cultivos, así como de su almacenamiento, manufacturación y comercialización.

PROPIEDADES DE LA FITOTERAPIA

Para poder hablar de las propiedades de la fitoterapia tendríamos que hablar de las propiedades de cada planta. Hay una larga lista de plantas medicinales usadas en fitoterapia y, dependiendo de cuál de ellas analicemos, tendrá una propiedad concreta u otra.

Por ejemplo, el abedul tiene propiedades diuréticas, antiinflamatorias, depurativas, antisépticas y antioxidantes aunque también es hipotensor, cicatrizante y colerético (aumenta la segregación de bilis). Por otra parte, el ajo es vasodilatador, ayuda a la coagulación de la sangre y tiene efecto hipotensor e hipoglucémico. Además, es expectorante, antioxidante y cardioprotector.